FANDOM


IEditar

The returnEditar

Él supo que el tiempo se le había acabado cuando sintió una punzada en su corazón. En sus últimos instantes no veía la película de su vida, ni tampoco un enorme túnel oscuro con una luz al fondo; de hecho lo que veía era el rostro más hermoso que sus ojos habían contemplado en su vida, su dios de la muerte le sujetaba firmemente y fingía sorpresa, eso él lo sabía.

Mucho tiempo no había sido más que un excelente, y simple a la vez, detective excéntrico; sin embargo, en el momento en que sus orbes negras perdían visibilidad, Ryuzaki se sentía el tipo más desgraciado y afortunado al mismo tiempo. Por un lado había descubierto la verdad, pero por otra parte no volvería a ver la luz; SU luz, y quizá eso era lo que más le dolía.

Al fin cerró completamente los ojos. El detective sentía como lentamente se desvanecía, como cuando se cae en un sueño profundo y reparador. Eso era todo y lo sabía. No más dulces para mí, Light-kun…Kira pensó y exhaló el último suspiro.

2Editar

Light lo vio todo, lo disfrutó plenamente pues, con L y Rem muertos, al fin podía decirse que estaba libre. Su mundo perfecto se visualizaba claramente frente a él y ahora nadie era capaz de impedir que él llevara a cabo sus propósitos. ¿Qué más podía pedir?

Había demostrado que era el mejor, finalmente logró destruir a su enemigo y a la molesta Shinigami que se había atrevido a amenazarle en alguna ocasión. Definitivamente él era el Dios supremo.

Aunque debo admitir que fue divertido Ryuuzaki Pensó. Después de todo en verdad había disfrutado el juego. No podía negar el hecho de que L había sido un excelente rival, además como buen ganador tenía la obligación de reconocer las habilidades de su oponente y, finalmente, estrechar su mano.

-Vengaré tu muerte Ryuuzaki. Acabaré con Kira- Dijo para que los presentes le oyeran, justo en el momento en que depositaba el cadáver en el suelo y le tomaba una de las manos para estrecharla con fuerza.

Fuiste el mejor oponente que pude haber tenido, y que seguramente tendré. No habrá quien te iguale Ryuuzaki. Quizá será por ello que te recordaré Dijo para sí mismo, en sus pensamientos, después sonrió como sólo solía hacerlo cuando dejaba de ser Yagami Light y se convertía en Kira.

3Editar

Los ojos de una mujer se llenaron de lágrimas, en su vida se había sentido más infeliz. Arrojó el contenido de su copa sobre la imagen formada sobre los cristales que le permitían observar el mundo humano. Un joven que estaba acostado a unos metros de la chica se mostró indiferente ante la reacción de su compañera, quién pareció molestarse por ello.

-¿Puedes creerlo¡Ése pequeño idiota que se cree Dios ha matado a mi humano favorito¡Caramba¿Ahora quién va a poner a ese jodido chiquillo en su lugar, eh?

-No creo que eso sea cosa tuya- Dijo el muchacho sin mucho interés, mientras acariciaba a un animal que semejaba un perro de seis colas

-¡¿Cómo se te ocurre decir algo así?! Obviamente es de nuestra incumbencia¡Ese niño está violando las reglas!

-¿Según qué código, hermana?

La mujer hizo un puchero, infló sus ruborizadas mejillas y se cruzó de brazos. En verdad detestaba que el odioso de su hermano fuera tan indiferente a TODO. Dejo pasar unos instantes antes de volver sus ojos carmesí hacia el joven que acariciaba al perro…si es que a ésa cosa se le podía llamar así.

-¿Entonces no piensas hacer nada, Elliot?

-No creo conveniente involucrarme.

-¿Eso quiere decir que lo dejarás pasar así como si nada?

-¡Bingo!

-¡¿Es qué acaso no te interesa la calamidad que esta sucediendo en el mundo humano?!

-Ya van tres preguntas en las que comienzas con la letra "E"

-¡¿Y eso que me importa¡Maldita sea, mueve tu trasero y ponte a hacer algo productivo!

El joven abrió sus ojos y le dirigió la mirada a la mujer de ojos carmesí, después se dibujó una sonrisa socarrona en sus finos labios escarlata.

-¿Por qué tienes tanto interés en el mundo humano?

-Pues porque me gusta. Siempre he gozado de hacer sufrir a los humanos, pero desde que llegó el maldito chiquillo mis planes son ignorados. Las personas tienen miedo a hacer algo malo y por ello ser castigados por Kira. No tienes ni idea de cómo su miedo los bloquea para mí.

-Hmm. A mí me parece que la culpa no la tiene Yagami, sino tú. Eres demasiado débil

La hermosa mujer de cabellos grises volvió a inflar sus mejillas y después le arrojo la copa a su hermano, quién la atajó sin realizar esfuerzo alguno.

-¡Yo no soy débil! Además ¿Cómo te atreves a decir eso tú, imbécil malparido¡Tú que te enamoraste de una humana¡De tu patética escritora! …Ni siquiera sabes lo que es la maldad.

-No te entiendo. Quieres que me involucré en el caso, pero cuando lo hago te enfadas conmigo. Eres demasiado infantil Ellen.

-¡No me vengas con eso¡Te pedí que hicieras algo!

-De nuevo no creo comprenderte. Querías que hiciera algo y lo hice.

- ¡Yo no me refería a que comenzaras a molestarme con tus babosadas¡Lo que yo quiero es que le pongas fin a Yagami!

-¿Por qué no lo haces tú?

La mujer calló por un instante, la sonrisa socarrona de su hermano no le agradaba en nada, pero lo que más odiaba era el brillo maléfico que tenían los ojos violeta del joven.

-Porque no puedo. ¿Contento?

-Satisfecho

-¿Ahora si me piensas ayudar?

-Lo haré sólo con una condición

-¿Cuál?

-Que no me vuelvas a pedir ayuda jamás.

La mujer infló sus cachetes, obviamente no le agradaba nada la condición que su hermano le pedía. No podía entender como era posible que nunca pudiera auxiliarla sin pedirle algo a cambio.

-Es injusto. Soy tu hermana

-Oh, no lo sabía.- Dijo sarcásticamente el demonio de cabellos negros, cerrando sus ojos a manera de indiferencia

-¡Vamos, Elliot! Eres el único en quién confío plenamente, y eso lo sabes bien. Además siempre he estado a tu lado, y también te he apoyado cuando más me necesitas. ¿Acaso todo lo que yo he hecho por ti no ha valido nada? Dime ¿Qué no puedes ayudarme por gratitud?

-Estamos en el inframundo. Aquí no existe la gratitud, hermana. Además ¿Se te olvida que soy un debilucho enamorado de una patética escritora?

-Bueno, bueno. Tienes tus defectos. Anda Elliot, ve y acaba con Yagami.

-Ya te dije cuál es mi condición

-¡Maldito! …..pero, si no tengo otra opción, acepto.

El joven volvió a abrir sus ojos violetas, sonrió y comenzó a volverse una sombra que, lentamente, se desvanecía en la presencia de la joven de ojos carmesí.

-He de actuar y hacer lo que se me pegué la gana. No quiero reclamos o abortaré la misión.- Dijo antes de desaparecer por completo.

La mujer rubia infló las mejillas por última vez, después se arrastró hasta el lugar donde había estado acostado su hermano. Aspiró su aroma, su suave olor.

-Dabas todo por la odiosa escritora, pero por mí no mueves un dedo. Infeliz mal parido.

4Editar

Creía que flotaba. No sabía exactamente cuánto tiempo llevaba así, pero poco importaba. En aquél lugar todo era calma, a menos que él quisiera evocar alguna memoria que le hiciera sentir tristeza. Quizá no podía pedir más, en aquél lugar lo tenia todo: felicidad, tristeza, preocupación, odio, esperanza…amor.

No podía decir si tenía los ojos abiertos o cerrados, o si realmente estaba flotando. Se hacía muchas preguntas sobre su situación actual, aunque sus cuestionamientos cedían ante los recuerdos.

-Ni siquiera pude terminarme mi café- Pensaba o pronunciaba en voz alta, no lo sabía precisar. – De haber sabido lo que pasaría, hubiera preferido comer algo dulce.

-Dicen que la muerte tiene un sabor amargo, nunca la he probado pero, de ser así, quizá algo dulce sería el equilibrio perfecto. ¿No lo cree, detective?- Se escuchó una voz varonil, al principio Ryuuzaki creyó que se trataba de sus propios recuerdos, pero no tardó en entender que no era así. Inútilmente intentó encontrar de dónde provenía la voz, sin embargo, no podía llegar a ninguna conclusión. En ese lugar no existía el norte, tampoco el sur; no había ancho ni largo…o mejor dicho, no había algo que Ryuuzaki pudiera usar de referente.

-¿Quién eres?

-Mi nombre es lo que tiene menor relevancia en este encuentro. Dime Ryuuzaki ¿No te gustaría volver a vivir¿Regresar al mundo para acabar con Kira?

-¿Qué te hace pensar algo así?

-Alguna vez dijiste que odiabas perder.

-Sí, lo hice. Pero no entiendo…

-Sí lo haces. Sabes bien que tienes una nueva oportunidad, dime ¿Quieres apagar la luz de Kira, Ryuuzaki?

-¿Y a qué debo esta oportunidad?

-A las quejas de una mujer que actúa como niña. Por ello te voy a ayudar, pero como imaginarás no sin pedirte algo a cambio. Puedo devolverte la vida en un instante si aceptas tres pequeñas y miserables condiciones.

-¿Cuáles?- Pregunto Ryuuzaki después de hacer una rápida reflexión. El tener una nueva oportunidad para terminar lo que había empezado le hacía sentir animado.

-La primera será detener a Yagami Light ¿Cómo? Eso es cosa tuya. La segunda es que devuelvas el arma que te daré para ello cuando todo haya terminado. Y la tercera es no morir por diabetes antes de completar la misión.

Ryuuzaki sonrió. No podía decir si el tipo que le acompañaba sabía que el estaba sonriendo o no, pero eso poco importaba. Lentamente comenzó a sentir que los fragmentos esparcidos de sí mismo, los mismos que se habían disipado y vuelto confusos cuando el se desvaneció, volvían a unirse. Pudo verse de nuevo, la figura humana que siempre había conocido. También pudo ver al hermoso ser que estaba junto a él, o mejor dicho suspendido unos metros arriba de él.

-¿Qué eres?- Preguntó Ryuuzaki cuando de repente recordó a los horribles shinigamis. El ser que estaba flotando (¿o volando?) sobre él no se parecía en nada a ellos. Era demasiado perfecto…quizá como debían ser los ángeles, si en verdad existían.

-Soy un ángel caído, si lo quieres ver así.

-Eso quiere decir que eres un demonio

-También puedes llamarme de esa manera.

El joven de ojos violeta descendió, extendió su mano hacia el rostro de Ryuuzaki y, como un mago que aparece una moneda detrás de la oreja de un niño, apareció una libreta blanca en cuyas pastas había una inscripción: "Life Note"

-Toda tuya, amigo.- Dijo el demonio al entregarle la libreta a Ryuuzaki

-Esto parece…parece una Death Note

-En esencia es algo similar, pero con efectos contrarios. Quizá soy poco original, pero creí una buena idea. Con ella podrás combatir a Yagami Light.

Ryuuzaki contempló la libreta en silencio. Después se sentó y abrazó sus rodillas, en su postura habitual, metió su dedo pulgar entre los labios y siguió analizando la libreta. Pacientemente el demonio le observaba sin hablar.

-Yo también creo que es buena idea. Con esto reviviré a quiénes Light-kun les arrebate la vida, pero….¿qué efectos adversos podría ocasionar?

- Bueno, no creo que eso deba preocuparte. Las almas de los asesinos tarde o temprano vendrán aquí, pues no les estarás volviendo inmortales. A decir verdad sólo restablecerás un poco el equilibrio.

-¿Es eso todo lo que tengo que hacer?

-Sí. De tener más dudas sabrás como contactar a quién he designado para que esté al pendiente, todo está en el cuaderno. Lo único que deberá preocuparte será detener a Kira

-Sólo detener a Light-kun. Eso lo dice todo pero a la vez no dice nada.

-Lo he dicho antes. Será cosa tuya como lo hagas. Si quieres matarlo puedes hacerlo, si lo que quieres es condenarlo a prisión de por vida a mí no me interesa. Eso es cosa tuya.

-Y cuando todo termine ¿Volveré a morir?

-Eso también es tu decisión. Si quieres volver a morir sólo tendrás que decirlo.

-Bien. Por cierto ¿Mi alma estaba en el infierno?- Preguntó Ryuuzaki haciendo una mueca de duda, al verlo el demonio esbozó una sonrisa.

-No. Pero tampoco estabas en el cielo. Te quedaste atascado en el camino

-vaya

-Ahora te regresaré al mundo humano. Haz bien tu trabajo Ryuuzaki, te hemos pagado por adelantado y aún tienes más beneficios por gozar si haces las cosas bien.

-¿Y de lo contrario?

-No te doy opción de fallar. Sólo te he pedido detener a Kira, no más.

Ryuuzaki se puso de pie y le sonrió al demonio, después ambos se estrecharon las manos.

-Una cosa más- Dijo Ryuuzaki aún estrechando la mano del ángel caído. -¿Puede Watari volver a mi lado para ayudarme?

-Cuenta con ello.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar